El sabor del origen

La historia y la cultura de la que formamos parte trascienden a los más íntimos deseos del hombre por obtener de la naturaleza los maravillosos productos que nos ofrece. Por ello, Oleocampo, desde sus comienzos, se ha cimentado en una cultura autóctona que sorprende por sus particulares matices. Nuestro objetivo principal es, respetando los conocimientos que nos ha trasmitido nuestra historia, y adecuando la más alta tecnología existente, conseguir el mejor aceite con los mejores frutos de la tierra, el sabor del origen.

Una parte importante del olivar de nuestros socios está formada por plantaciones de la variedad picual con más de cien años, pero también han incorporado las últimas innovaciones tecnológicas en plantaciones jóvenes con aumento de densidad del arbolado, transformación del rige etc.

Todas estas circunstancias influyen favorablemente al producir nuestras cooperativas asociadas una amplia gama de aceites con olor y sabor diferenciado, que permiten hacer una excelente selección y ofrecer año tras año, en nuestros envasados, aceites de oliva virgen extra de la más alta calidad, con un tipo homogéneo a pesar de las diferentes características de cada campaña aceitunera.

La variedad de los olivos, el tipo de suelo en el que crecen, las circunstancias en las que han madurado las aceitunas, el cuidado con el que se ha realizado su recolección y molienda y el clima, imprimen un sello de identidad característico.

La selección de los aceites para envasar pasa por un minucioso análisis de todas las unidades de almacenamiento de aceite en las cooperativas, y por la posterior operación de cata, realizada por nuestro propio panel de catadores, en la sala especialmente acondicionada para este fin, dentro de nuestras instalaciones.

Aceites de Oliva Virgen Extra obtenidos en frío por procedimientos mecánicos a partir de aceitunas en su punto optimo de maduración. Son nuestros Aceites frutados, frescos y fragantes, con un distinguido amargor e intenso gusto a aceituna y un final de boca prolongado y constituyen un lujo para tomar en crudo y realizar con elegancia múltiples platos.

Los aceites de oliva virgen extra Oleocampo tienen un alto contenido en monoinsaturados, especialmente en oleico, y una alta proporción de antioxidantes naturales, que los hace muy estables.

La totalidad del Aceite producido es, en su mayor parte, Virgen Extra; 100% Variedad Picual, siendo esto un determinante para las características organolépticas y sensoriales de nuestro Aceite.

Desde el punto de vista organoléptico, el aceite de oliva virgen extra de Oleocampo tiende hacia tonalidades verdosas y verdes-amarillentas, fácilmente reconocibles. Su olor suele definirse como afrutado, fresco y fragante, mientras que en su sabor resalta un distinguido amargor, con intenso regusto a aceituna fresca, dejando en boca un prolongado regusto a aceituna fresca.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR